Cochabamba

foro

COMUNICADO DIA DEL TRABAJADOR
Celebramos nuevamente el “día del trabajador” recordando a San José Obrero, padre adoptivo de Jesús que nos remite, como lo expresa el Papa Francisco, a un “Jesús Trabajador”. En la creación del mundo, Dios creó al hombre y le confío la responsabilidad de ser custodio de la creación, y le dio la tarea de cultivarla y protegerla. El trabajo humano es parte de la creación y es prolongación del trabajo creativo de Dios. Por tanto el trabajo es un don y un deber. El trabajo, no es solamente una mercancía, sino que posee dignidad y valor propios
En las sociedades actuales se ven más los balances de las empresas y el beneficio que la dignidad del trabajo. Es la reflexión que el Papa Francisco ofrece en sus exhortaciones sobre el tema, “Quien trabaja es digno, tiene una dignidad especial, una dignidad de persona”: insiste el Papa, pensando en cuantos hoy, frecuentemente, no “tienen la posibilidad de trabajar, de estar unidos por la dignidad del trabajo”. Por tanto, no se puede definir “justa”, una sociedad en la que tantos no logran encontrar una ocupación y tantos están obligados a trabajar como esclavos.
En un mundo en el que se ha priorizado el valor de las cosas por encima de las personas no somos conscientes de la dignidad de la persona y de su vinculación con el carácter de dignificación que le confiere a cada uno el trabajo, en términos no sólo económicos sino de autorrealización. Es importante tener en cuenta que una sociedad no es justa si no ofrece a todos un trabajo o explota a los trabajadores.
Saludamos los avances que en materia laboral se han dado en nuestro país en los últimos años, esto ha permitido que muchas personas eleven sus niveles de ingreso y mejoren sus condiciones de vida. Pero por otro lado es innegable que aún son muchas las personas que no pueden acceder a trabajos dignos y estables. En un estudio presentado en un boletín del CEPB (confederación de empresarios privados de Bolivia) se indica que en “Bolivia se da un juego de intereses involucrados en la formulación e implementación de una política pública, en este caso orientada al fortalecimiento del tejido productivo del país. La interacción entre la fuerza de la acción colectiva representada por las agremiaciones de pequeños comerciantes y productores, y las fallas del gobierno en la Administración, reflejan un panorama complejo para el tomador de decisiones, respecto de la ejecución de un plan de fortalecimiento de la microempresa, apoyado por programas de formalización y reconversión productiva”.
Actualmente el sector de los gremialistas está en emergencia debido a las nuevas políticas impositivas, además de que no cuentan con seguridad social y los ingresos que tienen no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas; esta situación se agrava cuando solamente tienen pequeños puestos en los que los ingresos satisfacen precariamente la comida diaria.
Hacemos un llamado a la solidaridad y la justicia para que todos los bolivianos tengan acceso a un trabajo digno que les ayude a “vivir bien”.
En Francisco y Clara Constructores de Justicia y paz.
COMISIÓN DEPARTAMENTAL DE COCHABAMBA