Justicia y Paz

«La misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan» (Sal 84,11).

La palabra Paz proviene del latín pax (pacis), que significa «acuerdo, pacto». La paz viene siendo como un estado de quietud o tranquilidad.

Su término está referido a la ausencia de guerra; todo aquello centrado en los conflictos violentos entre Estados. En el Derecho Internacional, es considerada como tratado o convenio que se concuerda entre las partes beligerantes para poner fin a una guerra.

A nivel individual y social, la paz es el estado ideal que puede tener o aspirar un ser humano, o una sociedad, puesto que así se alcanza una situación de total armonía y equilibrio entre el corazón y la mente del individuo; es pues una ausencia de conflictos y luchas.

La única manera de lograr el progreso y desarrollo de la persona y de los pueblos (países o vecinos) es que todos practiquen la paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *